Cómo Marvel transformó el rostro de Chris Evans para el final de ‘Avengers: Endgame’


Avengers: Endgame sigue siendo un tema recurrente tras convertirse en la película más taquillera de la historia. Además, ya se encuentra disponible en formato digital, la cual nos permitió tener acceso el material inédito que se eliminó de la edición final. Recientemente, Marvel Studios reveló cómo transformó a Chris Evans para su última escena en el largometraje, un momento que sorprendió a todos los espectadores.

Esta publicación contiene spoilers de Avengers: Endgame.

Sin duda, ver a Steve Rodgers de anciano fue una de las secuencias más impactantes de Endgame. La última misión del Capitán América era viajar al pasado para regresar las Gemas del Infinito a su época correcta, sin embargo, se tardó más de lo debido para seguir el consejo de Tony Stark. El personaje volvió al presente tras disfrutar una nueva vida en compañía de Peggy Carter.

No obstante, los años no pasaron en vano para Rodgers, y la productora tuvo que utilizar la magia del maquillaje y los efectos visuales por computadora para lograr su envejecimiento. Como podrás observar en la siguiente imagen, compartida por Befores & Afters, el primer paso fue maquillar a Evans y colocar los puntos que permiten capturar sus expresiones faciales en un ordenador.

Lo siguiente fue dejar que los expertos en efectos visuales hicieron el resto. Lola Visual Effects, compañía especializada en gráficos generados por computadora (CGI), fue la responsable de concretar el trabajo. Es importante mencionar que el estudio usó la cara del actor Patrick Gorman para conseguir el resultado final que vimos en la pantalla grande.

Fue así como el superhéroe se despidió del Universo Cinematográfico de Marvel, no sin antes ceder su papel a Sam Wilson (Anthony Mackie, Falcon). Su retiro como superhéroe fue muy diferente al de Tony Stark, quien sacrificó su vida para derrotar a Thanos en la batalla final de Avengers: Endgame. La fase 4 del UCM comenzará el 1 de mayo con el estreno de Viuda Negra.



Fuente de la Nota

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*