Netflix ya tiene nuevos aliados para vencer a Hollywood


La batalla entre los canales por suscripción es cada vez más complicada: mientras Apple TV+ comienza a mostrar su interesante —y por ahora reducida— programación, la llegada de Disney+ el 12 de noviembre parece destinada a cambiar la forma en qué se comprende a las plataformas dentro del mundo del espectáculo. Pero Netflix está más interesado en jugar con sus propias reglas: según la ThePlaylist, el canal acaba de firmar un acuerdo con el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF, por sus siglas en inglés) para invertir en cineastas locales y voces diversas, con la intención final que su material original llegue al catálogo de la plataforma.

Por supuesto, se trata de una decisión audaz: Netflix ha debido batallar con los festivales y otros tantos eventos cinematográficos para posicionar sus películas y proyectos después de enfrentarse a un poco disimulado boicot a su manera de hacer cine y sobre todo, de replantear las relaciones entre la producción y la forma en que se distribuye el cine como producto.

El acuerdo con TIFF tiene toda la intención de consolidar asociaciones a largo plazo entre la plataforma y espacios cinematográficos de considerable prestigio. Más allá de eso, es evidente que Netflix busca una relación sustentable entre su intención de producir films de calidad y, además, captar futuros suscriptores, con una oferta basada en una perspectiva novedosa sobre el cine. Después de sus exitosas experiencias con Roma de Alfonso Cuarón y la considerable expectativa que está levantando The Irishman de Martin Scorsese es evidente que Netflix está enfocando sus recursos en crear un catálogo de material original enormemente competitivo, en lugar de ampliar opciones a corto plazo.

Con su alianza con el Festival Internacional de Cine de Toronto, Netflix se asegura de que podrá disponer de una serie de producciones que podrán engrosar su biblioteca y además de relacionarse con uno de los eventos cinematográficos más prestigiosos del mundo, que la mayoría de las veces puede predecir con bastante exactitud, las lista de nominados a las temporadas de premios. Como si eso no fuera suficiente, el canal contará con todo tipo de propuestas originales, que le permitirá refrescar su catálogo con cine de calidad a un costo relativamente bajo.

Una nueva forma de hacer cine

https://hipertextual.com/

Según la web THR, Netflix y TIFF acordaron que el gigante de las plataformas streaming se convierta en un inversor de considerable importancia en el programa de la industria cinematográfica de TIFF durante todo el año. Aunque no se conocen detalles exactos sobre el acuerdo, es evidente que la iniciativa coincide con la estructura de venta y promoción del canal, enfocado en la posibilidad de captar suscriptores en base a éxitos de crítica y de nombres relevantes en la meca del cine y no, en la habitual fórmula de recuperar la inversión a través de un eventual éxito en taquilla.

La colaboración de Netflix con toda seguridad apoyará iniciativas como la de Talent Accelerator, una de los proyectos más conocidos del festival y que subsidia cada año a seis cineastas para llevar adelante sus proyectos, también para acceder a eventos y programas, incluido el TIFF Filmmaker Lab. De manera independiente, el canal también financiará a tres nuevos eventos de desarrollo profesional para cineastas canadienses, que incluirán becas y patrocinio exclusivo para productos cinematográficos que eventualmente puedan llegar a convertirse en parte del catálogo de producciones originales del canal.

“El acuerdo de Netflix para apoyar tanto el festival como el trabajo de TIFF durante todo el año con la industria cinematográfica canadiense señala un compromiso significativo”, dijeron Cameron Bailey y Joana Vicente, codirectores de TIFF, en un comunicado. Por su parte, el ejecutivo de Netflix, Scott Stuber, comentó que para el canal se trata de una inversión a largo plazo de considerable beneficio para la manera en que canal analiza el cine en la actualidad. “Esta inversión ayudará a TIFF a aumentar la representación en la industria y a ampliar las oportunidades para estos cineastas, que les permitirán profundizar en su oficio y avanzar en sus proyectos”.

El acuerdo, llega al final de un año en que Netflix fue excluido de manera directa de la competencia en el Festival de Cannes y sufrió críticas en el de Venecia, de modo que este importante y significativo acuerdo, puede interpretarse como una victoria simbólica del canal. ¿Obtendrá el canal todo lo que desea de este acuerdo estratégico? Aún está por ver.



Fuente de la Nota

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*