¿Puede ser la taquilla un fenómeno sexista?


Oficialmente, el regreso de Los Ángeles de Charlie al cine se convirtió en uno de los fracasos de taquilla más notorios en un año especialmente duro. La película, que intentaba refrescar con nuevos rostros y un aire definitivamente reivindicativo al trío detectives, logró ingresos de apenas 9 millones de dólares en su primer fin de semana.

Se trata de un duro golpe para una franquicia popular que perdió brillo y lustre de cara al público; intentando recuperarlo con un elenco encabezado por la actriz Kristen Stewart y la propia Elizabeth Banks. Según IndieWire, la escasísima atención del público hacia el film “será una pérdida significativa” para Sony esta temporada, lo que incluye al estudio los decepcionantes números con los que también han tenido que lidiar otros estudios: Doctor Sueño de Mike Flanagan no logró cubrir las expectativas durante su estreno, Terminator: Dark Fate de Tim Miller fue un estrepitoso fracaso que podría hundir a la franquicia por algunos años, sin contar además, con el que quizás es el mayor resbalón de Will Smith en la pantalla grande, la muy criticada Gemini Man de Ang Lee.

No obstante, para la actriz y directora, la baja recaudación de su película tiene relación con motivos más complejos que el complicado momento estadístico que atraviesa la industria. Antes de su desastroso estreno, Banks dio una entrevista al Herald Sun, en la que insistió que, de resultar la película una bomba en taquilla, sería debido al “sexismo”. Para la directora, se trata de una costumbre muy arraigada en el mundo del cine: “Si esta película no gana dinero, refuerza un estereotipo en Hollywood de que los hombres no van a ver a las mujeres en películas de acción”.

Por supuesto, se trata de una percepción debatible que de inmediato provocó una discusión en redes sociales entre un buen número de fanáticos del género, que señalaron que los resultados de la película de Banks no son, bajo ningún aspecto, una demostración que la taquilla y el género de las protagonistas sea el motivo por el cual Los ángeles de Charlie fracasó en taquilla. Buena parte de las críticas señalan que, de hecho, durante los últimos tres o cuatro años varios de los films de acción más taquilleros estuvieron protagonizadas por mujeres o incluyeron a una considerable participación femenina en su elenco.

¿Tiene relación el fracaso de Los Angeles Charlie con su elenco esencialmente femenino? ¿O se trata que de otra demostración que las franquicias más populares atraviesan un inevitable desgaste? Tal pareciera que tanto los números de Dark Fate como los de la película de Banks, sugieren que el público simplemente dejó de interesarse por historias basadas en la nostalgia o relacionadas directamente con personajes que han recibido varios reboots no demasiado exitosos. No obstante, tanto una como la otra, incluye un elenco por completo femenino, que abre una amplia discusión sobre los motivos por los cuales, las películas de acción protagonizadas por mujeres, continúan siendo una gran incógnita en la pantalla grande.

Superhéroes, heroínas y mujeres poderosas

https://hipertextual.com/

A principios de este año, Capitana Marvel, protagonizado por Brie Larson y dirigida por la dupla de Anna Boden y Ryan Fleck, recaudó 426 millones de dólares solo en los Estados Unidos y al final de su recorrido en taquilla rompió la mítica barrera de los 1.000 millones con una recaudación mundial de casi 1.100 millones de dólares. La película fue criticada por ser una convencional historia de origen de uno de los superhéroes más emblemáticos de Marvel y aunque contenía algunos guiños feministas y una que otra celebración al llamado Girl Power, en realidad la película fue mucho más señalada por su guión blando y predecible, que por el hecho que fuera protagonizada por una mujer. De hecho, el personaje se convirtió de inmediato en uno de los más populares del Universo Cinematográfico de Marvel y a pesar del enfrentamiento con trolls en redes sociales, que se enseñaron contra el film y llevaron a cabo una campaña de descrédito antes de su estreno, el film se convirtió en uno de los más exitosos del Universo Marvelita en la pantalla grande.

Dos años antes, Wonder Woman de Patty Jenkins se convirtió en un asombroso éxito taquillero para DC —en mitad de una desconcertante crisis que terminó por sacudir los cimientos de su Universo cinematográfico— y además en un film especialmente apreciado por la crítica que celebró la manera en que Jenkins analizó a una de las heroínas más importantes y emblemáticas de DC. Al final de su paso por los cines, la película recaudó la astronómica suma de 821 millones de dólares en todo el mundo, lo que aseguró no solo la supervivencia y una inmediata secuela para la historia de la Amazona de Themyscira, también dirigida por Jenkins.

No obstante, para Banks, el triunfo de Capitana Marvel y Wonder Woman en taquilla es también una forma de sexismo. La directora y actriz declaró que, aunque se trata de personajes femeninos, están vinculadas a un género tradicionalmente dominado por hombres y cuyo mayor número de fans son del sexo masculino. “Irán a ver una película de cómics con Wonder Woman y Captain Marvel porque es un género masculino”, declaró Banks al Sun. “Entonces, aunque se trata de películas sobre mujeres, las ponen en el contexto de alimentar al mundo de los cómics”.

https://hipertextual.com/2019/09/que-cortaron-participacion-capitana-marvel-avengers-endgame»>¿Por qué cortaron la participación de Capitana Marvel en ‘Avengers: Endgame

Las declaraciones de Banks, parecen no coincidir del todo con el punto de vista del productor ejecutivo de Marvel, Kevin Feige, para quien las heroínas son el elemento principal en los futuros planes del estudio. Hace unos pocos, Feige reveló en una entrevista Entertainment Weekly sus planes para dar mayor atención y relevancia a los personajes femeninos en las futuras películas de la casa de las ideas: “Estoy ansioso por el momento en que no sea una novedad que haya una película de superhéroes protagonizada por una mujer, sino que sea una regla. Y se trate menos de ‘Oh, mira, un héroe femenino’, y más de ‘Oh, ¿de qué trata? ¿Quién es este personaje? Estoy emocionado de ver eso’. Y creo que podemos llegar allí.”

Por su lado, DC y Warner Bros. constataron que el interés por las superheroínas no es un fenómeno casual, por lo que, además de la mencionada secuela de la mujer maravilla, titulada Wonder Woman 1984, trabaja en la producción de un spin off protagonizado por un elenco exclusivamente femenino: Birds of Prey (And the Fantabulous Emancipation of One Harley Quinn), tendrá a a Margot Robbie de nuevo en su papel como Harley Quinn, acompañada por Jurnee Smollett-Bell en el papel Black Canary, Mary Elizabeth Winstead como Huntress y Rosie Perez como Renee Montoya.

Hace poco, el periodista Geoff Boucher publicó en Deadline un artículo en el que analizaba el nuevo rol de las mujeres en el cine y que parece contradecir las declaraciones de Banks al destacar el prominente papel de las protagonistas femeninas: “No es casualidad que el nuevo Doctor Who sea una mujer, la próxima película de Star Wars tiene a una caballero Jedi que regresa como su héroe central y una nueva serie de Star Trek está en camino con una mujer al mando en el puente. El futuro de las superheroínas (o heroínas) en el cine y la televisión nunca había sido tan prometedor, y en la época del #MeToo esto debe ser visto como un reflejo de los importantes cambios en la cultura” comentó el periodista en su artículo.

No obstante, para Banks incluso esa presencia notoria de las mujeres en éxitos de taquilla tiene más relación con la participación del público que con la oportunidad de reivindicar el papel de la mujer en el cine. “Por cierto, estoy feliz de que esos personajes tengan éxito en taquilla”, agregó en su entrevista para Sun, “pero necesitamos más voces de mujeres apoyadas con dinero porque ese es el poder. El poder está en el dinero”, concluyó.

Si el poder está en el dinero, sin duda la recién nacida nueva franquicia de “Los Angeles de Charlie” está en problemas. Con su recaudación que no llegó a rebasar los 10 millones de dólares, es claro que el problema en realidad es mucho más complejo que un elenco esencialmente femenino o la pérdida de brillo de franquicia otrora popular.

¿Se trata de un rasgo sexista que podría permitir medir de alguna forma la percepción sobre la aceptación de mujeres en posiciones de poder en films e historias de envergaduras? Sólo el futuro cinematográfico con mujeres detrás y delante de las cámaras, podrá decirlo.



Fuente de la Nota

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*