Reseña de ‘American Horror Story 1984’ 9×06 | Hipertextual


American Horror Story: 1984 ha emitido su cuarto episodio. Se trata además del capítulo 100 de esta franquicia confeccionada por Ryan Murphy y Brad Falchuk. Acá repasamos todo lo sucedido en él.

Te recordamos no seguir leyendo si no has visto el «Episode 100».

https://hipertextual.com/

Por más que no queríamos llegar a este punto, lo cierto es que lo hemos hecho. American Horror Story: 1984 ha seguido los pasos de las últimas temporadas, es decir, a episodios sin mucho trasfondo, inverosímiles y con una evidente pérdida de rumbo. Lejos nos parecen ya las primeras y mejores temporadas de la franquicia, en las que el horror era servido de forma sorprendente en esta serie de antología.

Así pues, vemos que los personajes principales se encuentran en diferentes escenarios desde esa noche de horror y masacre de 1984. El «Episode 100» arranca en el año 1985, con Richard Ramírez y Mr. Jingles viviendo juntos desde que escaparon del Redwood Camp. Mr. Jingles le dice que está cansado de sus asesinatos y de sus modos, así que en la primera oportunidad lo acusa con la gente y es apresado. Esto último obedece a la historia real del asesino en serie, pues su última víctima logró reconocerlo y con la ayuda de su vecino dieron con la identidad de «el Merodeador Nocturno». Cuando su foto apareció en todos los medios, Richard intentó huir pero la gente lo reconoció y casi muere linchado. Es muy conocido que tuvo que ser rescatado por la propia policía y que una persona lo hirió con una barra de hierro. Esto mismo pasa en la serie, solo que ponen a Mr. Jingles como artífice de la captura del siniestro Merodeador.

Así es como Mr. Jingles se quita de encima al asesino y huye a Alaska en donde intenta rehacer su vida. En el marco de «La última frontera», Benjamin se casa y tiene un hijo (corre el año de 1989), sin embargo, siempre siente que una fuerza lo persigue y tiene remordimientos por sus acciones del pasado. Tiene razón, pues más pronto que tarde la fuerza diabólica que lo regresó a la vida (?), le cobra la factura, a través de Richard, claro. Pero Mr. Jingles ha decidido regresar y saldar las cuentas.

En el pasillo de la muerte

https://hipertextual.com/

Poco a poco vamos comprendiendo lo que realmente pasó luego de la noche de horror en el Redwood Camp. Brooke fue condenada a muerte por asesinar a Montana, pero también por los demás crímenes cometidos en ese lugar. Con el antecedente de su boda roja™, todos creyeron que sería capaz de cometer esas atrocidades, pero fue la propia Margaret la que culpó a la chica. Con todo en su contra, ella está entonces (en 1989) en el pasillo de la muerte. Ahí se encuentra con Richard, quien fue acusado de más de 14 asesinatos, y muchos otros crímenes. Él le ofrece la ayuda de su amo, pero ella le dice que se largue, aunque se le presentó en su propia celda aislada. ¿Qué otras pruebas querría Brooke para convencerse de que ese extraño hombre le estaba diciendo la verdad? Tal vez solo quería morir luego de tanto horror y persecución.

Richard cocinó a fuego lento vengarse de Mr. Jingles, así que en el momento menos pensado le quita lo más querido que tenía: su esposa. Por alguna razón le perdona la vida al hijo y Mr. Jingles decide dejarlo con su cuñada e ir en busca de Richard, quien le deja un mensaje claro: que debe asistir a un gran evento en el Redwood Camp. Así es, todos se reunirán una vez más en el campamento.

El campamento más siniestro

https://hipertextual.com/
AMERICAN HORROR STORY: 1984 — Pictured: John Carroll Lynch as Mr. Jingles/Benjamin Richter. CR: Kurt Iswarienko FX

En Redwood Camp no habrá tranquilidad nunca, pues aquellos que murieron ahí siguen con vida y se han convertido en asesinos de todo aquel que visite el lugar. No todos, claro, Ray se la pasa reclamando a Xavier y Montana, diciéndoles que han perdido los estribos, pero ellos están bastante enojados con todos, así que siguen matando a sangre fría a los visitantes. Las muertes llaman la atención de la gente y se corre la voz de que algo extraño sucede en el lugar, incluso que se encontró a una persona sin vida en el muelle (la que Montana acababa de matar), así que la dueña del lugar decide sacar provecho del momento.

Para ese año (1989) Margaret es millonaria, pues ha sabido capitalizar el horror de los lugares más infames de los Estados Unidos. Organiza visitas y convierte en bed & breakfast las casas encantadas y todos esos edificios en los que sucedieron cosas siniestras. No cabe duda de que esta mujer tiene sed de sangre, pero también de dinero. Lo que sí nos sorprendió fue su matrimonio con Trevor, el entrenador de Redwood Camp que ella misma acuchilló. Nos lo cuentan en un flashback: Margaret le propuso el trato de convertirse en su esposo, vivir rodeado de riquezas, pero que se olvidara de acusarla y apoyara su versión de que Brooke fue la que cometió todos aquellos asesinatos. La relación de ambos es terrible, pero ambos lo son, así que por eso se mantienen juntos.

Cuando Margaret se da cuenta de que la atención vuelve a recaer en Redwood Camp llama a una rueda de prensa, en donde informa que habrá un gran concierto. Entonces podemos ver que Chet sí volvió a la vida, y que está ansioso de cobrar venganza en contra de la empresaria asesina. Montana le promete a Chet que tendrán su momento para cobrarle todas las facturas a esa mujer.

Así que, como podemos ver, todos se reunirán en el campamento sangriento una vez más. Todos, incluida Brooke, pues tras sufrir la pena capital —en presencia de Margaret— se nos revela que su verdugo es nada menos que Donna —aka Rita—, y al final le inyecta algo que la vuelve a la vida. En los avances del nuevo episodio se ve que ambas se dirigirán al campamento.

El próximo capítulo, el 9×07, se titula «The Lady in White».



Fuente de la Nota